Aportamos Valor a su Capital Humano
Desarrollamos el Potencial de las Personas

Selección
Evaluación
Formación
Coaching
Orientación profesional
Consultoria
NewsLetter »  POSIBLES SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS ENTRE UN ESCLAVO Y UN DIRECTIVO

Solo se trata de una pequeña reflexión de lo que frecuentemente veo casi a diario en mi práctica profesional como psicólogo-coach. Evidentemente no es así en todos los casos de profesionales que ocupan cargos directivos, pero es mucho mas frecuente de lo que pensamos. Lo que pasa es que se silencia. Y el sufrimiento es terrible, desembocando en familias rotas, depresiones, ansiedad, dependencias de tóxicos, ictus, etc.,   y en algunos casos, el suicido o muertes derivadas de enfermedades asociadas al estrés, en personas jóvenes.

 

TRABAJO

 

ESCLAVO: Jornadas de trabajo muy largas, inacabables

 

DIRECTIVO: Jornadas de trabajo muy largas, que se prolongan a través del móvil, tablet, incluyendo en muchas ocasiones fines de semana.

 

TIEMPO

 

ESCLAVO: Poco o ningún tiempo libre. No es dueño de su tiempo. Y el tiempo es vida                                                                     

 

DIRECTIVO: Poco o ningún tiempo libre, y el poco que tiene esta perfectamente programado, lo que genera un estrés añadido. Su tiempo esta controlado por la empresa para la que trabaja. Insisto, el tiempo es Vida.

 

FAMILIA

 

ESCLAVO: Normalmente los esclavos vivían separados de sus familias. Se separaban hombres, mujeres y niños

 

DIRECTIVO: No es inhabitual que existan rupturas familiares o falta de tiempo para construir una relación de pareja. Padres separados de sus hijos por el poco tiempo que disponen para estar con ellos, que han de delegar la educación y el amor y afecto en cuidadores

 

SALUD

 

ESCLAVO: No gozaba de buena salud, debido a las interminables jornadas de trabajo y poco descanso

 

DIRECTIVO: Problemas asociados al estrés repercuten directamente en la salud. Infartos, ictus, depresión, dolores musculares y articulares, entre otros muchos, son habituales.

 

 

 

 

 

 

ALIMENTACION

 

ESCLAVO: Su alimentación era deficitaria y desequilibrada, lo que le provocaba enfermedades.

 

DIRECTIVO: Aunque en ocasiones pueden disfrutar de buenos restaurantes, la falta de tiempo y el ritmo acelerado les lleva a comer en aeropuertos, coches, locales de comida rápida, llevando una dieta desequilibrada origen de enfermedades en ocasiones importantes

 

 

PRESTIGIO

 

ESCLAVO: Ningún prestigio

 

DIRECTIVO: Prestigio, reconocimiento (no siempre sincero), estatus….todo esto se esfuma ante un despido. Curiosamente, en muchas ocasiones el prestigio no da la felicidad, aunque queramos creerlo. Y puede desaparecer muy rápido. Graves crisis tienen su origen en confundir lo que hacemos con lo que somos, pero esto lo comentaremos en otro post

 

FELICIDAD

 

ESCLAVO: Con sus condiciones de trabajo, difícilmente podían ser felices

 

DIRECTIVO: Lo mismo, en muchas ocasiones con sus condiciones de trabajo no pueden ser felices (aunque durante mucho tiempo lo creen). De hecho, ¿Qué es la felicidad? Difícil pregunta que a muchos Clientes les cuesta responder.

 

VIDA Y SENTIDO

 

ESCLAVO: No es dueño de su tiempo, no es dueño de su Vida. ¿Tiene sentido?

 

DIRECTIVO: No es dueño de su tiempo, no es dueño de su Vida. ¿Tiene sentido?

 

DINERO

 

ESCLAVO: Ninguna retribución por su trabajo.

 

DIRECTIVO: Elevadas retribuciones por su trabajo, eso si, muchas veces a cambio de su Vida. Les permite pagar canguros para sus hijos, médicos para intentar restaurar su salud, fisioterapeutas, etc.… Y disfrutar de unas buenas vacaciones (normalmente cortas), para seguir adelante. Muchos tienen la sensación de que están en “Jaulas de Oro”

 

No es una lista exhaustiva, ni mucho menos. Quiero dejar claro que no es una crítica a nada ni nadie. Solo es lo que veo en mi práctica profesional diaria. Cada uno tiene que decidir que quiere hacer con su Vida. A veces hay que romper viejas creencias, y no precisamente religiosas. Ante un trabajo, quizás vale la pena preguntarse no solo que voy a ganar, sino también cuanto me va a costar. Vida solo hay una, y va pasando rápida, y hay que saber que es realmente importante para cada uno.

 

Salud para todos ¡

 

Jordi Roselló

Psicólogo y Consultor

© 2007 Criterion Recursos Humanos